Muchas mujeres sufren de uñas débiles debido a la cantidad de tareas que realizan con las manos

Las uñas débiles presentan un grosor muy fino, y los síntomas más habituales son uñas quebradizas, astilladas, o que se rompen al más mínimo descuido o golpe. Las uñas sufren en tareas cotidianas como al lavar lo plantos o al escribir en el teclado. Pero hay otras causas más importantes por las que las uñas se debilitan.

Causas de las uñas débiles

  • Alimentación: falta de vitaminas A y B, hierro, proteínas, zinc y calcio; hacen que las uñas se vean feas y amarillentas.
  • Desclacificación: cuando tenemos carencia de calcio o hay algun problema que no permite retenerlo en el cuerpo.
  • Enfermedades como la anemia, el hipo o hipertiroidismo, la mala circulación y el reumatismo.
  • Bajada de defensas o cuerpo débil
  • Agresiones externas: alta exposición a productos químicos (lavandina, detergente, desinfectante, etc), mucho contacto con el agua (lavar los platos, bañar a los niños, enjuagar las verduras).

Además las uñas débiles son causa del

  • envejecimiento
  • dermatitis (como ser la psoriasis)
  • predisposición genética
  • frío o calor excesivo
  • comerse las uñas (onicofagia)
  • radiación UV
  • manicura excesiva (uñas esculpidas, cepillados, limado fuerte, etc)
  • micosis (cándida albicans es el hongo que ataca a las uñas y puede provocar a su vez enrojecimiento de la piel y caída de la uña).

Como evitar las uñas débiles

  • Lavar los platos con guantes y en lo posible una vez por día nada más
  • Consumir más proteínas: tanto las uñas como el cabello están formados por proteínas. Carne, verduras de hoja y soja.
  • Ingiere ácidos grasos: huevos, la leche entera, las nueces, todas las verduras, la mantequilla y como suplemento en el aceite de lino.
  • Repáralas en seguida: cortarlas lo más cerca del dedo y además, repararla al momento en que se parten, para que no se sigan quebrando. Puedes limarlas o colocar un apósito.
  • Atención con la manicura: no te raspes las uñas cuando se descasca el esmalte, porque hace que se debilite la capa superior. Limita el uso de quitaesmaltes. Evita endurecedores o uñas artificiales, sirven para “ocultar” el problema de fondo.
  • No usarlas como herramientas: tus uñas no son abre latas, ni sirven para desprender etiquetas.
  • No las sumerjas demasiado tiempo en agua. Cuidado en las vacaciones o en verano al usar la piscina.

Pero si aun siguiendo estos consejos tus uñas siguen estando débiles, pásate por nuestra Clínica y nuestros profesionales te harán un examen exhaustivo y detectarán si tras estas uñas débiles hay algún problema de salud mayor.

Fuente: mejorconsalud.es

Las uñas débiles, ¿qué esconden?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies